Tu perro odia estas cosas de ti y no lo sabes

Tu perro odia que le hables sin parar

Solemos tratar a los animales como si fueran personas, y no lo son. Por eso, cuando les hablamos sin parar nuestro perro se pone nervioso, porque no es capaz de entendernos.

Para comunicarnos correctamente con un perro, es necesario utilizar nuestro lenguaje corporal, que será mucho más útil que las palabras. A la hora de darle órdenes, elige una sola palabra. «Ven. Quieto. Siéntate». Si le gritas frases largas con más palabras o repites las cosas mil veces tu perro no entenderá la orden.

Y si quieres aprender a comunicarte con tu cuerpo. Nuestros ojos y la expresión de nuestra cara es muy importante para nuestros perros. Mirándonos saben si estamos enfadados o contentos. Lo mismo ocurre con la postura de nuestro cuerpo. Agacharnos y ponernos a su altura siempre es una buena idea para construir un vínculo más estrecho con él.

Evita la actitud nerviosa y gesticular demasiado con los brazos o lo interpretará como que estás enfadado y ha hecho algo mal.

2 de 6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad